El proyecto

Este proyecto surge desde la ilusión.
Muchos años trabajando en hostelería te hacen conocer qué buscamos cuando queremos descansar, relajarnos y cambiar de rutina por unos días.
Sabía que mi pueblo era un lugar perfecto para conseguir un espacio tranquilo, bello y en contacto con la naturaleza.
Con mucho esfuerzo conseguimos abrir Casa Colomba en Julio del 2006.
Los clientes nos han acompañado desde la apertura y han hecho de esta casa rural todo un éxito.
En el año 2009 aparece la posibilidad de embarcarnos en una nueva aventura y Casa Colombina empieza a fraguarse para abrir sus puertas en julio del 2011.
Las dos casas juntas nos ofrecen espacios independientes y a la vez la posibilidad de unirlos por su cercanía para dar alojamiento a pequeños grupos de amigos, familias, peregrinos y también para poder realizar celebraciones, eventos y reuniones de trabajo.
Nuestra máxima es la calidad, el gusto por el detalle y la ubicación en espacios privilegidos.

Los comentarios están cerrados.